Publicado en:
– Tiempo Agropecuario. Año III. No. 31, pag 41. Septiembre 2006, Buenos Aires, Argentina.

En el caso de Corea, su historia y geografía han facilitado el mantenimiento de una política económica altamente proteccionista. Los resultados de esa política, incluyendo la sustitución de importaciones, están hoy a la vista. Distintos resultados para los productos industriales y agrícolas.


Por siglos y mediante estos mecanismos, Corea adquirió una cierta “insularidad” que le permitió superar con éxito las sucesivas invasiones de sus poderosos vecinos, China y Japón. También es cierto que muchos de los aspectos particulares de las modalidades económicas y comerciales de Corea son el resultado de una estructura social cerrada, rígida y conservadora que le permitió a su comunidad mantener una identidad étnica y racial, además de una unidad nacional, por miles de años. Este conjunto de características facilitaron la implantación de esa política a comienzos de la década de los 60.

Con estos antecedentes resulta mas sencillo comprender el elevado enclaustramiento social, étnico y económico del país. Es la tradición del “Reino Ermitaño” que dificulta la integración del país con el mundo social y económico actual. En lo económico, no resulta fácil atraer capitales, empresarios, ejecutivos y hasta diplomáticos extranjeros como tampoco resulta fácil la apertura del mercado a los productos importados excepto aquellos que sean insumos intermedios para la industria local.

Dentro de ese esquema, uno de los sectores mas rígido es el de la agricultura aunque el número actual de agricultores no supera el millón y medio de personas, el 3% de la población total de 48 millones da habitantes. Al igual que en otros países del mundo, la mecanización ha contribuido al desplazamiento de la mano de obra rural hacia las ciudades. El número de tractores en 1990 eran de 41.000 siendo que en 2003 fueron 212.000. Consecuentemente en la actualidad hay medio millón de agricultores menos que en 1990 cuando sumaban 1,8 millones. De ellos, el 55% superan los 50 años de edad. La tierra cultivable asciende a 1,8 millones de hectáreas y el 61% (1,1 millones) está dedicada a la ganadería. En promedio, cada agricultor dispone de 1,5 hectáreas.

En agricultura, la producción de granos es de 5 millones de toneladas de las cuales 4,5 millones corresponden a arroz. El consumo es de 21 millones de toneladas por lo que se importa la diferencia. Aunque el consumo de arroz esta cubierto por la producción domestica, la dependencia de los productos importados para el resto de los granos es del 73%.

En cuanto a los vegetales, la actividad se centra en tres productos básicos de la comida coreana: el chili o ají picante, el ajo y la cebolla, con una superficie plantada de 300.000 ha y una producción conjunta de 10 millones de toneladas, casi suficiente para el abastecimiento interno.

En frutas, con una superficie plantada de 200.000 ha, la producción son básicamente manzanas (400 mil tm), peras (300 mil), mandarinas (600 mil), uvas (400 mil) y duraznos (200 mil). En este rubro el autoabastecimiento es del 90%. Pero claro, la variedad es muy limitada.

En carnes, la producción doméstica y la dependencia de las importaciones son variadas. En carne vacuna hay un plantel de 1,5 millones de cabezas y eso permite abastecer el 36% del consumo interno. Luego sigue la carne aviar, con un plantel de 100 millones de aves que cubre el 75% del abastecimiento interno; el ganado lechero, con 500 mil animales y un abastecimiento del 80%; y el ganado porcino, con 9 millones de cabezas y el mayor abastecimiento interno, el 90%.

Con estas cifras, las importaciones juegan un rol importante cuando las mismas no afectan la producción interna. El conjunto supera los 7.340 millones de dólares. Las importaciones de granos (maíz, trigo, soja) alcanzan 2.700 millones de dólares, las carnes (vacuna, porcina, aviar, lácteos) 1.900 millones; los productos forestales 2.000 millones; las frutas (bananas, naranjas, uva) 470 millones; los vegetales 250 millones; y las flores 20 millones.

En cambio las exportaciones no superan los 1.700 millones de dólares. Se trata de embarques de frutas (manzanas, peras, mandarinas), vegetales (pepino, tomates, berenjenas, pimientos), flores (rosas, lilas, cactus, orquídeas, crisantemos) y algunos productos porcinos.

Productos sensibles y alta protección

# Producto Brecha Tarifa # Producto Brecha Tarifa
1 Sésamo 13 630 11 Miel 1.6 243
2 Soja 9 487 12 Cebolla 1 135
3 Hongos 5 40.5 13 Carne aviar 1 18
4 Arroz 5 – 14 Batatas 0.8 385
5 Ginseng 4 222-754 15 Peras 0.8 45
6 Ají picante 3 270 16 Frutillas 0.7 45
7 Lácteos 3 36-176 17 Papas 0.5 304
8 Ajo 2 360 18 Tangerinas 0.5 144
9 Manzanas 2 45 19 Uvas 0.4 45
10 Carne vacuna 2 40 20 Carne de cerdo 0.2 22

Brecha = (precio interno – precio internacional) / precio internacional.
Ejemplo manzanas (120 – 80) / 80 = 0.5
Tarifa, se aplica fuera de las cuotas, según los casos.

Fuente: Elaborado con datos de Korea Rural Economic Institute (KREI), Corea.

Como se puede apreciar, los precios de muchos productos agrícolas en Corea son considerablemente mas elevados que el promedio mundial. Sin embargo hay pocas perspectivas de liberalización del régimen de importación que permitiría proveer una gran variedad de productos a mejores precios permitiendo a la población mejorar la calidad de vida. El ciudadano normal gastaba hasta hace poco un 30% de sus ingresos en alimentos, un porcentaje muy elevado si se lo compara con el nivel internacional, y 16% en educación

La edad de los productores coreanos, su falta de capacitación, la falta de competencia para incentivar el uso de modernas tecnologías en esta actividad, son algunas de las características de la agricultura coreana y de su elevado proteccionismo. Las alternativas de los productores están siendo buscadas en el desarrollo eficiente de la horticultura y otros productos no tradicionales.

En ese sentido, el Ministro de Agricultura Park Hong-soo, ha mostrado interés en realizar algunas reformas en el programa de subsidios y apoyos al sector tomando como ejemplo la política neozelandesa en la materia. Sobre todo teniendo en cuenta el proceso de las negociaciones de un Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos donde el tema agrícola se ha convertido en un fuerte obstáculo.

Nueva Zelanda es uno de los países más competitivos en materia agrícola actualmente siendo que dos décadas antes ese sector se encontraba fuertemente protegido. Las políticas económicas implantadas a partir de 1984 junto con la eliminación de los subsidios, convirtió al sector en una actividad eficiente y competitiva. Sin embargo, las restricciones sanitarias tienen aun una fuerte influencia en la protección de la agricultura local. Será esa la política a imitar por el gobierno coreano?

De todas maneras, con las dificultades puestas de manifiesto en las reuniones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en julio de 2006 para lograr avances en la Ronda de Desarrollo de Doha, quedó crudamente expuesto que el tema del proteccionismo es un tema muy difícil de resolver, aunque el mismo obligue a los gobiernos de los países mas desarrollados a realizar fuertes erogaciones en sus presupuestos.

El mantenimiento de esa política proteccionista para el sector agrícola tiene también un alto costo para el gobierno coreano. Durante la presidencia de Kim Young-sam (1992-1998) los subsidios agrícolas fueron de 44.210 millones de dólares y durante la administración de Kim Dae-jung (1999-2003) unos 47.370 millones.

Esta política es, sin dudas, parcialmente responsable del nada envidiable octavo puesto en el ranking de las ciudades mas caras del mundo, y la tercera de Asia luego de Tokio y Osaka, de acuerdo al cómputo realizado por el Economist Intelligence Unit, publicación dependiente de la revista británica The Economist. Un motivo adicional para encarar reformas en el sistema productivo.

En el caso de los intereses argentinos, en los últimos años no ha habido ningún progreso en la flexibilizaron de estas barreras para la importación de productos alimenticios. Quizás la única excepción sea un mayor número de establecimientos frigoríficos autorizados para exportar carnes vacunas cocidas y congeladas.

Mientras tanto continúan incansablemente las gestiones para cumplir con los requisitos sanitarios para carne aviar, ovoproductos, cítricos, cebolla, harina de carne y huesos bovinos, pero las mismas son lentas, dificultosas e inciertas. A.

Seúl, Corea. Septiembre 2006.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Categoria

Sin categoría

Tags

, , , ,