Publicado en:
Tiempo Agropecuario, Año IV, No. 37, pag. 35. Enero 2007. Buenos Aires, Argentina.

La gradual y creciente valorización de las monedas, de China y Corea, es una de las principales razones por la cual esos países muestran un rápido incremento de sus inversiones en el exterior. Algunos operadores muestran un marcado interés por las inversiones agropecuarias en los principales países productores de commodities.

Las corrientes de inversión muestran flujos y reflujos cambiantes mostrando las tendencias de la economía y marchando detrás de las expectativas en la medida en que están se van produciendo.
China esta recibiendo fabulosas inversiones del mundo desarrollado y se ha convertido en el destino preferido de los grandes inversores internacionales en la ultima década.
Sin embargo, el aumento gradual de la valorización de yuan chino y otras monedas asiáticas como el won coreano, unido a las crecientes necesidades de importaciones de todo tipo de commodities en la región, desde los alimenticias hasta las materias primas minerales y los combustibles, están produciendo cambios importantes en los flujos de fondos en los países asiáticos en general y en China y Corea en particular.
Sin dejar de recibir el ingreso de importantes montos de capital, China se esta convirtiendo a su vez en un creciente inversionista en distintos mercados del exterior. Desde la ya conocida colocación de sus fabulosos excedentes comerciales en seguros depósitos en Estados Unidos (las reservas chinas en moneda extranjera son las mayores del mundo actualmente), hasta inversiones productivas en actividades comerciales en América Latina y África, además de otras en Europa, todas estas inversiones extranjeras directas (IED) asiáticas constituyen una novedad en el mercado financiero internacional.
Ya en septiembre de 2006 las colocaciones financieras chinas habían duplicado los niveles de todo el año 2005. A su vez, en 2005 esas inversiones chinas en el mundo habían totalizaron 12.300 millones de dólares y ese valor ya había significado el 123% más que en 2004. Las expectativas son que para solo dentro de cuatro años, en 2010, China sea uno de los mayores IED en el mercado mundial, siguiendo a los mayores operadores actuales, Estados Unidos, Alemania, Reino Unidos, Francia y Japón.
En principio muchas de esas inversiones se dirigen a la región, fundamentalmente a Hong Kong y Macao, las zonas económicas especiales de China. Pero también a Tailandia, Indonesia, Camboya….
Según datos recientes de la Naciones Unidas, las inversiones Chinas en el exterior solo alcanzan al 0.6% del total mundial. Pero de continuar la tendencia actual, en pocos años cambiaran dramáticamente esas cifras.
Los inversores chinos muestran una marcada preferencia por las compras en el exterior de empresas que ya se encuentran en actividad en lugar de comenzar con nuevas operaciones. De esa manera incorporan directa y rápidamente, conocimientos administrativos y manejos empresarios, y aun marcas reconocidas, características todas estas en las cuales los chinos se muestran ávidos de conocimientos en el mundo capitalista.
De la misma forma actúan cuando se trata de actividades en el rubro de la minería. Su interés se centra en emprendimientos en actividad que les permite obviar los trámites de obtención de licencias y derechos de exploración y explotación. Guan Jianming, un economista del Standard Chartered, de Hong Kong, expreso recientemente con referencia a los inversores chinos que “ellos necesitan materias primas”, y esta será la tendencia inexorable de próxima década.
Por otra parte, en julio de 2005 el yuan fue revaluado en 2,1% respecto del dólar, hecho que se volvió a repetir en mayo de 2006 y posiblemente continúe en los próximos meses por lo menos hasta equiparar su valor con el Hong Kong dollar.
A ello se agrega que el gobierno de Pekín ha flexibilizado las normas legales para las inversiones en el exterior con el doble propósito de incentivar esa corriente y atenuar la presión sobre la moneda local y sobre la economía en general.
En relación al monto de las reservas en moneda extranjera y su incidencia sobre la economía, vale la pena mencionar que ya en julio de 2006 las mismas eran de 954.500 millones de dólares y se estima que llegara a un billón de dólares a fines de 2006. Como ya dijéramos al principio, buena parte de las mismas están colocadas en el mercado mas seguro del mundo actual, en bonos del Tesoro Nacional de Estados Unidos y, paradójicamente, financiando el fabuloso déficit fiscal de aquel país.
En 2003, unos 3.439 empresarios chinos habían establecido 7.470 compañías en 139 países y esa tendencia se incremento durante los dos últimos años. El 41% de los inversores habían elegido, además de los ya mencionados Hong Kong y Macao, a Estados Unidos, Japón y Alemania como destino de sus operaciones.
En cuanto a los sectores hacia los cuales se dirigieron esas inversiones, 48,4% fueron destinados a la minería, especialmente al área del petróleo y el gas. Debemos recordar que China se ha convertido en el segundo mayor consumidor de petróleo luego de Estados Unidos.
Tanto los inversores chinos como coreanos están ávidos de encontrar oportunidades para realizar IED en actividades productivas, especialmente en aquellas relacionadas con la explotación de commodities que les permitan asegurar una fuente de aprovisionamiento segura para atender las crecientes demandas de sus mercados internos. En eses sentido siguen el camino ya transitado por Japón.
En América Latina ya en 2004 fueron colocados 8.300 millones de dólares de IED, nada menos que un aumento del 79% respecto del año anterior y totalizando el 17% de las inversiones chinas en el exterior. El destino de esas inversiones son los sectores de energía, minería, y productos alimenticios.
Las inversiones chinas en América Latina acompañan el importante crecimiento de las corrientes comerciales que se encuentran ahora en un nivel de 50.000 millones de dólares y alcanzaría los 100.000 millones en 2010.
En cuanto a Corea, el nuevo actor en el terreno de las IED, aunque con mas veteranía que China, encontramos que demuestra vivamente su interés en aumentar el nivel de las relaciones con los países latinoamericanos. El actual Presidente Roh visito oficialmente Argentina Brasil y Chile, en 2004, México y Costa Rica en 2005. Muchos mas y mas variados fueron los del Canciller Ban Ki Moon mientras fuera Ministro de Relaciones Exteriores y Comercio Internacional y flamante Secretario General de las Naciones Unidas desde el 1 de enero de 2007.
Hacia fines de 2005, el total de las inversiones de Corea en la región fue de 4.400 millones de dólares, aunque representaron solo el 7.6% del total de 58.000 millones de dólares de inversión directa en el exterior.
Aunque insignificante en términos relativos, resulta interesante observar que esas inversiones, que tradicionalmente se habían dirigido a rubros de la industria textil manufacturera, ahora se han expandido al sector de los recursos naturales (petróleo y gas) y a la industria de alta tecnología.
En mayo de 2006, el gobierno de Seúl invito a las máximas autoridades del sector minero de Argentina, Colombia, Perú y Uruguay para participar en un Seminario de Cooperación en Recursos Minerales entre América del Sur y Corea. En el caso de Argentina, Corea es un fuerte importador de minerales, especialmente cobre y petróleo pero hasta el presente no ha realizado ninguna inversión en el área de actividad.
Pero son las primeras aproximaciones. Existe un creciente interés, y un importante aumento de consultas, de operadores “menores” pero altamente significativos, interesados en realizar inversiones en el sector argentino de minería, agropecuario y principalmente en olivares, en viñedos y en las agroindustrias conexas. Son excelentes oportunidades, a las cuales la UNCTAD asigna un importante papel de generar empleo, aumentar la productividad, transferir conocimientos especializados y tecnología, aumentar las exportaciones y contribuir al desarrollo económico a largo plazo de los países en desarrollo de todo el mundo. Y obviamente para Argentina. A.


Seúl, Corea. Enero 2007.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Categoria

Sin categoría

Tags

, , ,