Publicado en:
La Guía Práctica del Importador y Exportador, No. 621, pag 2 y 3. Junio 2002. Buenos Aires, Argentina.

Diversos índices económicos confirman que Corea esta nuevamente liderando el desarrollo económico asiático. El mensaje de la dirigencia local es, en todo momento, tomar de las situaciones adversas el estímulo necesario para incentivar aun más la capacidad de superación del país en el contexto de “un paso atrás y dos adelante”.
 
Mediante el incentivo al uso más amplio del crédito por parte de los consumidores y una mayor apertura a las inversiones extranjeras, Corea se convierte en el país con el crecimiento más acelerado y con la economía mas diversificada de Asia.

Uno de los indicadores mas evidentes de esta recuperación y de la confianza de los inversores, es el índice de operaciones en el mercado de valores que se ha duplicado en 8 meses, entre septiembre del 2001 y abril del 2002.

El 38% de las carteras de las acciones pertenecen a operadores extranjeros como así también dos tercios de las operaciones que se realizan diariamente.

Desde 1998 las nuevas inversiones extranjeras en Corea sumaron 52 mil millones de dólares, o sea, más del doble de lo acumulado en las cuatro décadas anteriores. Solo en el mes de abril pasado, las inversiones extranjeras directas (FDI) crecieron 57% comparado con igual mes del año anterior, ascendiendo a 586 millones de dólares.

Con referencia a la crisis financiera de 1997, los analistas de temas económicos han acuñado la frase que Corea sabe dar un paso atrás y dos adelante.

Sin embargo, lo que ha recibido mayor reconocimiento internacional ha sido la devolución en agosto último del préstamo de 20 mil millones de dólares con que el Fondo Monetario Internacional contribuyó a superar la crisis de hace 5 años.

En adición a ello, desde agosto último, el Banco Central de Corea ha logrado acumular una reserva en moneda extranjera de 108 mil millones de dólares.

Con referencia a las exportaciones, verdadero motor del comercio exterior y de la economía en general, la Korea Trade & Investment Promotion Agency (KOTRA) ha aumentado sus estimaciones anteriores para el presente año. Al respecto calcula que las mismas oscilaran entre un 15% y un 20% por sobre el valor de 150 mil millones de dólares del año pasado.

Los mayores incrementos de las ventas al exterior para este año se realizarán a los países de América Latina, con un aumento esperado en un 10%, a los países del Asia-Pacífico con un incremento del 9%, a América del Norte hasta el 7% y a China y Europa casi un 6%.

Las exportaciones coreanas se han afirmado en un conjunto de productos de muy alto valor agregado y elevada tecnología como equipos de telecomunicación, automóviles, computadoras, semiconductores, productos de la industria naviera, textiles, aceros, petroquímicos, aparatos electrodomésticos, maquinaria en general y auto piezas.

A pesar de ello, y con el objeto de asegurar el continuo crecimiento de su economía, el gobierno coreano encara una serie de medidas para promover el comercio en general.

Uno de ellos es la construcción de depósitos mediterráneos de contenedores en cinco de los principales distritos industriales del país. Otra medida es el otorgamiento de préstamos con bajas tasas de interés para la exportación de productos agrícolas.

Por su parte el Eximbak de Corea favorece las condiciones financieras de aquellas empresas que estén encarando la construcción de plantas industriales en el exterior.

En un reciente informe al Presidente Kim Dae Jung, y refiriéndose a las exportaciones, el Ministro de Comercio, Industria y Energía destacó que el objeto de su gestión es colocar énfasis en la calidad de los productos mas que en la cantidad de los mismos. Para lograrlo, intenta atraer a empresas extranjeras con tecnología electrónica de punta, enviar misiones comerciales y expertos en comercio exterior a mercados seleccionados y simplificar los trámites aduaneros de exportación.

En adición a las acciones comentadas, impulsa aun la creación de centros de promoción comercial para productos agrícolas y marinos así como de instrumental medico, por ejemplo.

La profundidad y seriedad con que las autoridades coreanas asumen la responsabilidad de las exportaciones como elemento dinamizador de su economía y, fundamentalmente, como proyecto permanente y constante de largo plazo, incluye también múltiples aspectos educativos y docentes.

Esto último no es un tema menor dentro de los objetivos nacionales coreanos.

Las acciones en cuestión se complementan con programas de educación en idiomas con el fin de aumentar la penetración y competitividad de los productos coreanos en los mercados internacionales. Otras medidas incluyen la apertura de escuelas secundarias con especialización en intercambio comercial.

Estas acciones son parte de la política local tendientes a conquistar nuevos mercados internacionales y enfrentar de esta forma con ventaja, la agresividad de otros operadores de la región, en especial el japonés y el chino, al igual de lo que ocurre con los mercados de Chile y Brasil respecto de Argentina.

Corea ha permanecido por largo tiempo a la sombra del crecimiento económico japonés. Sin embargo, el menor ritmo de la economía nipona y la empecinada voluntad de desarrollo mostrada por las autoridades y el pueblo coreano, han logrado colocar al país en el primer puesto de los países asiáticos, como se menciona al principio de esta nota.

Por otra parte, la apertura del mercado chino constituye a la vez una oportunidad fabulosa de comercio y también un enorme desafío en especial luego de su ingreso a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Las advertencias de dicho impacto estuvieron claras para la dirigencia del gobierno cuando reconoció la importancia que Corea debe darle al shock científico y tecnológico y a la competencia de China en el mercado internacional si es que se pretende enfrentar con éxito las nuevas realidades del mercado mundial.

En resumen, el mensaje de la dirigencia local es, en todo momento, tomar de las situaciones adversas el estímulo necesario para incentivar aun más la capacidad de superación del país en el contexto de “un paso atrás y dos adelante”. A.

Seúl, Corea. Junio 2002.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Categoria

Sin categoría

Tags

, , ,