Durante los dos últimos años hubo un importante acercamiento entre la Provincia de Buenos Aires y el Estado de Río de Janeiro. La labor de varios funcionarios oficiales de la Provincia y del Estado y el desarrollo continuado de las relaciones económicas y las corriente comerciales en ambos sentidos, crearon un marco propicio al entendimiento político de los dirigentes argentinos y brasileños.
El interés mutuo de los empresarios y operadores económicos y de los altos dirigentes políticos es diverso. Río de Janeiro posee un puerto que generó durante muchas décadas el desarrollo de la ciudad, expandiendo el área de su influencia a todas las regiones de Brasil. Primero en el Imperio. Luego en la República. Río de Janeiro, al igual que Buenos Aires, constituyó el “núcleo convocante” de que habla Ortega y Gasset. Fue el lugar donde se concentró el talento de carácter imperativo, donde se produjo esa particular mezcla de saber querer y saber mandar, desde donde se propuso un “proyecto sugestivo de vida en común” al resto de Brasil que provocó una auténtica incorporación de todas las regiones del país.

La complementación de los puertos de Buenos Aires y Río de Janeiro.

Pero así como es de destacada la importancia del puerto de Río de Janeiro en el contexto del país, así también son importantes su fama de puerto caro. Por lo tanto uno de los intereses de los cariocas se refiere a la racionalización del puerto de Río de Janeiro.

Al igual que lo fue el de Buenos Aires, el de Río es un puerto sucio, antieconómico, con costosas demoras en los servicios. Las autoridades portuarias cariocas se interesaron por la exitosa experiencia argentina que mudó totalmente la realidad y la fama del puerto de Buenos Aires.

En septiembre de 1995, en el Palacio de Guanabara, sede del Gobierno del Estado de Río de Janeiro, se firmó un Protocolo de Intenciones entre la Subsecretaria de Puertos y Vías Navegables y la Companhia Docas do Río de Janeiro para establecer programas de capacitación, perfeccionamiento y desarrollo en el área del transporte marítimo-portuario y transporte multimodal. Se trata de canalizar así los conocimientos argentinos en materia de productividad, calidad en los servicios entre los puertos y estimular el intercambio de técnicos y profesionales para ejecutar trabajos de consultoría.

El Protocolo se concretó poco después en un Memorando de Entendimiento Técnico que fue el inicio de la ayuda mutua para estudiar toda la problemática relacionada con el área portuaria y de transporte.

También en septiembre de 1995 se realizó la “Semana Brasileña en Buenos Aires” organizada por Servicio Brasileiro de Apoio a la Pequenha y Media Empresa de Río de Janeiro (SEBRAE/RJ), en las Galerías Pacífico de Buenos Aires. Fue una verdadera fiesta carioca en plena calle Florida!

Poco después, el gobernador Eduardo Duhalde invitó a su colega del Estado de Río de Janeiro, el gobernador Marcello Alencar, a visitar Buenos Aires. Fue el junio pasado y el gobernador de Río de Janeiro estuvo en Argentina acompañado por miembros de su gobierno, representantes de entidades empresariales y destacados empresarios privados del Estado.

Marcello Alencar cumplió con una serie de actividades que incluyeron reuniones de trabajo en la Embajada de Brasil, en la Unión Industrial Argentina, y en el Río Trade Center.

Los aspectos mas destacados de la visita fueron los siguientes:
• Marcello Alencar se reunió con el Presidente Menem donde coincidieron en el desarrollo de los temas políticos y en afianzamiento de los intereses mutuos de largo plazo.
• Fueron expuestos claramente, en todas las oportunidades que se presentaron, el interés del Estado por la participación de inversores argentinos en los grandes proyectos de inversiones y en su programa de privatizaciones.
• En un encuentro y almuerzo con el Gobernador Eduardo Duhalde y los miembros de su Gabinete se sentaron las bases para una mas estrecha y dinámica relación entre los empresarios de la Provincia de Buenos Aires y el Estado de Río de Janeiro.
• En la Casa de Gobierno de La Plata, y con la presencia de los dos gobernadores, se firmó un Protocolo de Cooperación entre SEBRAE/RJ y el Instituto de Desarrollo Empresarial Bonaerense para impulsar las actividades de la pequeña y mediana empresa en las áreas industrial, comercial, de turismo, científica y tecnológica, cultural y de medio ambiente.
• Alencar participó en una significativa ceremonia en Dock Sud con la visita al navío “Intrépido” que partía en la ruta inaugural entre Río de Janeiro y Buenos Aires para constituir así un puente marítimo entre las dos ciudades que facilita y abarata el comercio entre las cabeceras de ambos mercados.

Recientemente, en noviembre, se efectivizó una vez mas el tránsito por el camino que los gobernadores Duhalde y Alencar habían trazado: un grupo de parlamentarios bonaerenses encabezado por la Diputada Patricia Fernández, de la Comisión de Comercio Exterior de la Cámara, asesores y dirigentes empresarios regionales de la Provincia, visitaron Río de Janeiro.

En la capital del Estado brasileño cumplieron un intenso pero fructífero programa de actividades preparado por SEBRAE/RJ destinado a conocer en detalle y recoger experiencias para concretar acciones efectivas tendientes a la creación de empleos y apoyo a las comunidades carentes.

Los miembros de la delegación asistieron a una reunión de trabajo en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro donde fueron recibidos por sus miembros encabezado por el Diputado Paulo Melo, y mantuvieron reuniones con funcionarios municipales de las áreas de habitación y desarrollo social, dirigentes del programa “favela bairro” dedicada al mejoramiento de las condiciones de vida de las distintas favelas del Estado y visitas a varias unidades operativas de SEBRAE/RJ diseminadas en el Estado.

La agenda incluyó una prolongada y amena entrevista con el Gobernador Marcello Alencar y su esposa Celia, que dicho sea de paso acompañó a la delegación bonaerense en varias de sus actividades. Con esa reunión Marcello Alencar dio continuidad a las conversaciones que mantiene con el Gobernador Duhalde y que continua estrechando en cada oportunidad.

Independientemente de los comentarios positivos de la prensa de Río de Janeiro y una nota social mencionando de “guapa” a la delegación argentina (en evidente alusión a la belleza del aporte femenino en la integración de sus miembros) los cierto es que, días después, la propia esposa del gobernador Alencar y varios de los diputados de la Asamblea Legislativa local me realizaron elogiosos comentarios respecto al profesionalismo y sensibilidad social unido a la solidez técnica de los conocimientos de los visitantes bonaerenses. Es evidente que comentarios de ese tipo enorgullecen como propios a quien representa los intereses del país en este Estado.

Argentina y Brasil están sacando mutuos beneficios de una profunda y estrecha relación nacida de los entendimientos políticos de fines de la década de los ‘70, afianzada durante el Proceso de Integración de mediados del ‘80 y consolidado en el MERCOSUR del inicio de la década del ‘90.

Por su parte el Estado de Río de Janeiro, luego de varias décadas de decadencia social y económica motivado, entre otras cosas, por el trauma causado por el traslado de la capital federal sin un programa de actividades substitutivo, ha comenzado a transitar el camino del circulo virtuoso del desarrollo económico, revalorizando sus ventajas comparativas, mostrando su empecinada voluntad de crecer y dispuesta a volver a ocupar el lugar de liderazgo que forjo desde los tiempos del Imperio.

La tasa de crecimiento económico del Estado en los últimos cuatro años fue del 21%, superando la media del resto de los Estados de la Federación. De esta forma Río de Janeiro es el segundo Estado de Brasil, con un Producto Bruto Interno del 71.000 millones de dólares (compárese este nivel con el resto de los países latinoamericanos y estará inmediatamente después de Brasil, México y Argentina).

El Estado de Río de Janeiro posee además, el 35% de las reservas naturales de gas del país, produce el 80% del petróleo, tiene una extraordinaria infraestructura de aeropuertos, telecomunicaciones, transporte, puertos, carreteras, la mano de obra mas calificada del país, un mercado consumidor creciente y el segundo de Brasil, es la sede de importantes empresas nacionales y privadas, tiene en marcha un vasto y vanguardista proceso de privatizaciones que incluyen mas de 26 empresas del Estado, y por último, pero no menos importante, tiene a la ciudad de Río de Janeiro que es la “cidade maravilhosa”.

A los operadores comerciales y empresarios argentinos no lea ha pasado desapercibido este resurgimiento del Estado y la “frontera” comercial del intercambio con Brasil se está extendiendo rápidamente de su epicentro en los límites políticos de los países, hacia el Norte, superando los Estados del Sur y São Paulo, ampliando las esferas de las actividades de la relación regional. A.

 
Rio de Janeiro, RJ. Brasil. Marzo 1996.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Categoria

Sin categoría

Tags

, , ,