21 diciembre, 2010

La pampa húmeda.

Publicado en:
Argentina 1990/91. Export Directory. Food-Agricultural & Cattle Products. Pag 27 a 34. Buenos Aires, Argentina.

Imagínese una superficie de 540.000 km2. ¿Cuanto es eso? En Europa sería similar a toda Francia, o a casi toda la península Ibérica. En Asia resulta 45% mayor que Japón. Alrededor de la superficie de California, en Estados Unidos. Ese es el área que ocupa la denominada pampa húmeda de Argentina.
El 21% del territorio argentino lo compone esta región. Sus características son únicas en el mundo. Constituye una extensa planicie herbácea, sin bosques naturales pero donde los árboles cultivados crecen con facilidad.

Tiene además un clima templado, con veranos suficientemente cálidos e inviernos no extremadamente fríos, propicio para el cultivo de toda clase de cereales, con suelos provistos naturalmente de materia orgánica y nutrientes, con un régimen de lluvias bien distribuido a lo largo del año, que permite cultivar sin riesgos, y con excelentes pasturas naturales no celulósicas, inmejorables para la cría de ganado a campo durante todo el año. En síntesis, una región excepcional para la agricultura y la ganadería.

No debe extrañar pues que los primeros animales que trajeron los españoles desde Europa, pocos años después del descubrimiento de América, se reprodujeran descontroladamente, en especial con posterioridad a los abandonos de los primeros asentamientos en la región. La primera forma de producción ganadera consistió en una verdadera cacería de animales salvajes que se habían criado sin límites durante más de 250 años. La caza se realizaba para la obtención de cueros, sebo y grasa que eran los productos destinados al mercado europeo de fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX.

Había también un conjunto de actividades agrícolas destinadas a la alimentación localizadas alrededor de la pampa húmeda, el cultivo de la vid en el Oeste, la caña de azúcar en el Norte y tabaco en el Noreste. En estas regiones se desarrollaron las primeras agroindustrias, los saladeros de carnes, la industrialización de la caña de azúcar, la vitivinicultura, la molienda del trigo para la elaboración de harina. Sin embargo todas esas actividades estaban destinadas a abastecer un mercado interno reducido.

Entre 1870 y 1913 el volumen físico de las exportaciones mundiales creció casi 5 veces. Los británicos buscaron nuevas fuentes de aprovisionamiento para sus industrias. En Argentina se produjo una explosión en la producción agrícola y ganadera. La producción lanera creció enormemente para abastecer a la industria textil británica. La producción agrícola comenzó a desarrollarse. La corriente inmigratoria europea que había comenzado en 1830 con un promedio anual de unas 100.000 personas, alcanzó en 1914 una cifra anual de 1.500.000. Oleadas de inmigrantes europeos, en su mayoría españoles e italianos, aportaron la mano de obra necesaria para movilizar una empresa colosal. Se produjo un flujo fabuloso de capitales británicos y, en menor medida, franceses y alemanes. Hubo una revolución tecnológica en los navíos de ultramar y, especialmente, se desarrollaron las técnicas del frío y de conservación de alimentos y productos perecederos.

Esto permitió a Argentina superar su lejanía de los centros europeos consumidores de carnes. Se multiplicaron los flujos de los pagos internacionales en concepto de envíos y remisiones de utilidades e intereses y pagos de transacciones comerciales. Se produjo la expansión de la división internacional del trabajo y Argentina se convirtió así en el granero del mundo, una enorme fábrica de alimentos.

Agricultura.
En Argentina se cultivan unos 35 millones de hectáreas de cereales, oleaginosos, cultivos industriales, frutas y hortalizas. La producción normal de cereales y oleaginosos es de unos 40 millones de toneladas y aproximadamente la mitad de ese volumen se exporta. Argentina participa en el comercio mundial de granos con el 10 % del total. Las exportaciones de trigo representan el 5% del total comercializado en el mundo, las de soja el 5%, las de maíz el 7%, las de cebada el 10% y las de sorgo el 12%. Para las semillas oleaginosos esa participación es del 18% para el girasol y del 6% para el maní, el algodón y la soja. Estos porcentajes adquieren una particular dimensión si se compara con el total de la participación argentina en el comercio mundial.

En cuanto a la frutihorticultura, Argentina está dotada de climas y suelos apropiados para una amplia variedad de producción, desde subtropicales aptos para el cultivo de cítricos, hasta templado frío para manzanas y peras. las plantaciones de cítricos se dan en el Norte del país y las peras y manzanas en Sur y Sudoeste.

La frutihorticultura representa el 13% del Producto Bruto agropecuario. Para todos estos cultivos se ha desarrollado un importante sistema de riego que permite un mejor y mayor aprovechamiento de las regiones marginales de la pampa húmeda y que constituyen centros de actividad económica de importancia regional.

La comercialización de las frutas frescas a los mercados consumidores del Hemisferio Norte se ve favorecida por la contraestación. Las principales ventas se realizan a los países de la Unión Europea y se están intensificando las operaciones en Estados Unidos y los países escandinavos.

Ganadería.
Existen en Argentina unos 45 millones de cabezas de ganado bovino localizadas en un 75% en la pampa húmeda (Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos) y el resto en las áreas marginales.

El número de establecimientos dedicados a la explotación del ganado vacuno es de unos 300.000, al ganado ovino corresponden 130.000, al ganado equino 300.000, al porcino 150.000 y al caprino 70.000.

Argentina participa en el comercio mundial de carnes con el 6% en lo que respecta a bovinas, 20% equinas y porcentajes más reducidos en las demás. A.

Buenos Aires, Argentina. Abril 1991.

Unirse a la conversación! 3 Comentarios

  1. esta buena la explicación PERO PODRÍAN PONER Q ACTIVIDADES ECONÓMICAS HAY

    Responder
  2. el lo qe buscaba yo las ACTIVIDADES ECONÓMICAS

    Responder
  3. Gracias por tu interes. La nota es una introduccion a un extenso trabajo realizado en 1990 y que abarcaba las actividades agricolas, ganaderas y agroindustriales de la Pampa Humeda. Seguramente en otros sitios de Internet hay informacion actualizada. Pero el potencial esta resumido en esta breve nota.

    Responder

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Categoria

Sin categoría

Tags

,