14 diciembre, 2010

Los planes del nuevo socio.

Publicado en:
Revista Pulso No. 124. pag. 14 y 15. 23 septiembre 1969. Buenos Aires, Argentina.

La producción y comercialización de tractores parece no haber sufrido alteraciones durante agosto. La única variación del statu quo imperante en esta industria es un ligero incremento de la producción de Deca-Fahr que no alcanzó a impedir el ritmo decreciente que se viene observando en los últimos años en todo el sector.
La producción de tractores durante el mes de agosto, excepción hecha del lejano año 1962, fue la más baja de la última década, mientras que las ventas alcanzaban un nivel algo mejor.

La participación de Fiat Concord fue del 50% sobre las 606 unidades producidas, en especial logradas por el modelo “400 c/levante” (110 tractores) y seguido por el “700 standard” (60). Deca-Fahr produjo 224 unidades, lo que la llevó a cubrir el 37% del total. John Deere se limitó a lanzar al mercado 56 modelos “445 diésel” (9%) y Hanomag Cura solo 20 unidades, o sea el 3%.

En cuanto a las ventas, la participación de John Deere alcanzó un 20% con 214 unidades vendidas; Deca-Faíir colocó 33 tractores (31%) y Hanomag Cura logró facturar 65 unidades con un modesto 6% sobre el total. El resto del mercado, 43%, sigue perteneciendo a Fiat Concord con 167 modelos “780 mod”; 160, “700 standard” y un total de 467.

Las posiciones no variaron fundamentalmente si tomamos en consideración los ocho primeros meses del año. De su comparación con iguales períodos de los años 1967 y 1968 surge en forma evidente el mal momento por el que atraviesa la industria del tractor. La producción de enero-agosto durante 1967 alcanzó a 6.059 unidades, 6.180 en 1968, y a la1967 alcanzó a 6.059 unidades, 6.180 en 1968, y descendió a 5.515 en 1969. Las ventas disminuyeron de 6.542 en 1967 a 6.321 al año siguiente y a 6.061 en 1969.

La participación por empresas se reflejó así para la producción, Fiat aportó 2.395 unidades (43% del total), John Deere 1.264 (23%), Deca-Fahr 1.533 (28%) y Hanomag Cura 323 (6%). En las ventas no hubo variaciones importantes: 2.737 para Fiat (45%), 1.133 para John Deere (19%), para Deca-Fahr 1.496 unidades (25%) y 11% para Hanomag Cura con 695 tractores.

Mientras tanto las existencias acumuladas por las empresas disminuyen en valores absolutos, pero John Deere posee el 57% de todas las reservas que de seguir el ritmo de facturación de estos últimos ocho meses alcanzan para atender 260 días de ventas. John Deere posee en existencias 1.227 tractores sobre un total de 2.166. Deca-Fahr tiene 508 unidades sin vender (23%) o sea 82 días de ventas regulares. Hanomag Cura 195 (9%) es decir, 67 días y Fiat Concord solo 236 unidades, el 11%, y el lapso, más breve para su venta: 20 días.

El análisis de las cifras precedentes obliga a recapacitar sobre los males que aqueja a este sector de la economía. En varias oportunidades se ha reflejado a través de las páginas de PULSO la preocupación ante esta situación. El sobredimensionamiento de la industria del tractor y la conveniencia de instalar una planta de armado de tractores y eliminar las cuatro fábricas existentes son temas muy debatidos. Indudablemente que las razones económicas no faltarían para justificar una medida de ese tipo en un ritmo decreciente de ventas próximas a las 9.000 unidades anuales. Sin embargo, no es ésa la necesidad del agro y es en él donde debe centrarse el análisis y buscarse la solución.La confirmación oficial.
El pasado miércoles 17, Hanomag Cura y Massey Ferguson dieron a conocer oficialmente su asociación. Durante el trascurso de una reunión de prensa realizada en el Círculo Policial, el presidente del nuevo directorio, James J. Campbell y los directores Alan A. Plant y Cosme Beccar Varela ampliaron algunos detalles sobre la fusión. Hanomag Cura pretendió guardar una estricta reserva de sus negociaciones con Massey Ferguson a tal punto que las conversaciones previas entre ambas firmas se realizaban en Alemania. La intención de la empresa santafecina era evitar que los pormenores de este enlace trascendieran en el mercado local y evitar de esta forma las posibles acciones o trabas que utilizasen sus competidoras para retardarlo o dificultarlo. Pero la noticia superó las más severas vigilancias y el secreto pronto tomó estado público.

Merced a esta asociación, Massey Ferguson vuelve a estar en primera línea entre las empresas dedicadas a la producción de maquinarias para el agro. Vuelve a estar porque la instalación de Massey en la Argentina data de 1917, cuando solo era una firma exclusivamente canadiense (Massey- Harris Limitada). La fusión de dicha empresa con la firma Harry Ferguson Limitada de Gran Bretaña durante el año 1953 dio origen a la actual fábrica de tractores, cosechadoras, excavadoras y cargadoras más importante del mundo. Los datos suministrados por esta firma indican que sus productos se venden en más de 166 países con 40 plantas, distribuidas en 12 países.

Sin embargo, a pesar de este imponente potencial económico que ya se evidenciaba con posterioridad a su asociación con la firma inglesa, Massey Ferguson deja de tener participación en el mercado argentino a partir del año 1956, año en que se implantan una serie de restricciones a la importación con motivo de ser declarada la industria del tractor como de interés nacional. Desde ese entonces limitó sus actividades a la venta de implementos agrícolas, repuestos y al mantenimiento de su service. Es probable que el mercado argentino no haya merecido la atención de sus inversiones durante el lapso en que al amparo de aquellas medidas proteccionistas se desarrolló la industria del tractor.

Un nuevo comensal a la mesa.

El nombre oficial seguirá siendo Hanomag Cura SA. No podía ser de otra forma. El Consejo de la Industria de Tractores, dependiente de la Secretaría de Industria y Comercio Interior, vigila celosamente el imperio del decreto-ley No. 15385, que impide la implantación de nuevas fábricas de tractores al amparo de los beneficios del régimen preferencial. Pero ello no disminuye en absoluto la preocupación de las empresas ya instaladas que deberán compartir un reducido mercado con un nuevo socio de valía internacional. “Massey Ferguson tiene grandes esperanzas en el desarrollo del agro” manifestó el doctor Beccar Varela. E indudablemente viene a participar en forma efectiva en su activacion.

Entre sus planes inmediatos figuran los de mejorar técnicamente la línea de tractores ya existente y de ampliarla hacia tractores más pequeños, muy probablemente entre 12 y 25 HP. Debe tenerse en cuenta que actualmente Hanomag fabrica tractores de 35 a 75 HP mientras que Massey Ferguson cuenta con potencias que van desde 8 hasta 151 HP. La ampliación de la planta de Granadero Baigorria que actualmente cuenta con 20.000 metros cuadrados con una capacidad productiva de 4.000 tractores al año, también figura entre sus objetivos a corto plazo. Massey Ferguson calcula en dos años el plazo para un nuevo reequipamiento (para lo cual importará máquinas a la brevedad) y la puesta en marcha de sus planes de acción. Las perspectivas de la ALALC.

Massey Ferguson está instalada en dos países sumamente importantes de la ALALC: Brasil y México. En Brasil posee 3 plantas de fabricáción que cubren un área de más de 130 mil metros cuadrados. Eso le asegura una penetración del mercado de aproximadamente el 50%. En México, sus compañías asociadas producen tractores en Querétaro y una línea integral de maquinaría agrícola en una planta cercana a la ciudad de México con lo que participa en un 30% del mercado de tractores. Todo parecería indicar que los beneficios de la integración se harían evidentes con la celebración de un acuerdo de complementación de tractores y maquinaria agrícola al que se suscriban México, Brasil y Argentina. Pese a ello, J. Campbell, presidente del flamante directorio de Hanomag, manifestó venir a la Argentina “a fabricar tractores sin introducir partes ni piezas de los países de la ALALC”. A.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Categoria

Sin categoría

Tags

, ,