28 octubre, 2011

¿Polonia? Preparada.


Varsovia.
La educación por encima de todo. Uno de los países europeos que mejor esta superando la actual crisis económica. Y también uno de los que esta en mejores situaciones para atenuar sus efectos…pero no exenta.
Durante el segundo semestre de 2011, Polonia ejerce la presidencia de la Unión Europea en Bruselas y buena parte de su política exterior esta focalizada en esa responsabilidad y el interés particular de impulsar la Asociación hacia el Este.
El año pasado, para esta época, en “Polonia, un caso particular en Europa” nos referíamos a la fortaleza de la economía polaca dentro del conjunto de los países de la Unión Europea (UE). Durante el transcurso de 2011 el país europeo mantiene la misma característica, o mejor aun, se afianza con un crecimiento cercano al 4%, un caso de excepción dentro de la tumultuosa Europa y aportando una imagen positiva al conjunto de la UE luego de su incorporación en 2004.
El proceso de privatización de la economía, especialmente en las pequeñas y medianas empresas, fue el motor principal de la evolución polaca. Un caso particular se presenta en el sector agrícola, con propiedades muy fragmentadas y micro establecimientos dedicados al auto consumo y con muy pocos excedentes, que en promedio no superan las 10 hectáreas. Son mas de 2 millones de granjas con baja productividad pero que emplea el 14% de la mano de obra el país y es, en estas circunstancias, una contribución importante a la sanidad social y económica del país. De todas maneras, las mayores de 15 ha representan el 9% del total pero ocupan el 45% de los campos agrícolas.
 

Ofrenda en la tumba del soldado desconocido
del embajador Julio Giambruno.

El sector industrial mantiene un comportamiento razonablemente activo. La inversión del sector público contribuye a una moderada expansión y se espera que sea mayor en 2012 con los proyectos en infraestructura financiados por la UE junto con las inversiones privadas y el alto nivel de consumo privado.

 
Aun así, el déficit público es la mayor preocupación de las autoridades económicas. Los esfuerzos por reducirlo están siendo exitosos hasta el momento habiéndose logrado bajarlo del 7,9% del PBI en 2010, al 5,8% estimado para 2011, y al 3,7% proyectado para 2012,  informó Julio Giambruno, embajador de Uruguay en Varsovia.
A la par de esas preocupaciones se encuentra también el derivado de la desocupación, tema candente en el mundo y al que no escapa Polonia.
Las mayores esperanzas respecto a las mejoras que puedan producirse en la economía en general están cifradas en el sector externo y en el aporte que puedan realizar las exportaciones, ligado principalmente a la economía alemana.
“La prosperidad de los pueblos…
…depende de la educación” y Polonia es otro buen ejemplo de ello. Como prueba es importante mencionar que en la última evaluación del Programme for International Students Assessment (PISA) de la OECD, Polonia ocupó el puesto 15 (Argentina se ubicó en el 54), demostrando que no es necesario esperar generaciones para mejorar la calidad de la enseñanza de manera efectiva y se encuentra entre los 10 primeros países que logran el mejor resultado en relación a la inversión per capita. O sea, es bueno repetirlo una vez mas, que lo importante no es el porcentaje del PBI que se destine a este sector sino la eficiencia de su aplicación y los resultados que se obtienen. Además de eso, Polonia es un país sin analfabetismo y con una tasa de fracaso escolar muy baja en todos los niveles de educación, en especial en el primario y secundario.


Junto a Marek Machowski
El sistema educativo polaco es casi totalmente público y muy bien organizado, con un seguimiento exhaustivo de los alumnos que requieren mas apoyo, con una estructura educativa muy integrada y con pautas de educación muy elaboradas que tienen su origen en la reforma educativa de 1999, hace apenas 12 años, adaptando sus esquemas a la nueva economía de mercado en lugar de la estructura comunista que estuvo en vigencia hasta 1989. Esta reforma se baso en tres objetivos principales: elevar los niveles de la educación secundaria y universitaria, asegurar la igualdad de oportunidades para todos los estudiantes y mejorar la calidad de la educación en general.
La otra clave del sistema esta en la capacitación profesional y experiencia de los docentes a los cuales se les exige las tareas a realizar, lo que tienen que hacer para llevarlos a cabo, y la evaluación de los resultados. O sea, un sistema de competencia basado en la excelencia que ha logrado muy buenos resultados, afirmó Marek Machowski, un experimentado diplomático polaco.
Síntesis y conclusiones.
No cabe la menor duda que la crisis económica y financiera que afecta a Europa y al conjunto de los países industrializados afectara también a Polonia por el simple y obvio resultado de ser parte de ambos. Solo que hasta el presente ha podido sortear los mayores inconvenientes y por estar su población mas preparada para los ajustes de presupuestos. Basta mencionar que hay un 14% de la fuerza laboral dedicada a la agricultura en micro emprendimientos, que hay un elevado número de pequeñas y medianas empresas mas flexibles a los cambios, entre otros factores.
Pero en el contacto diario con la población se perciben comentarios de mucha precaución, opiniones prudentes respecto del futuro económico inmediato y todo eso se refleja en reacciones fehacientes como el descenso en la tasa de natalidad evidentemente causado por el deterioro del mercado laboral, con una elevada tasa de desocupación del 11,8% en septiembre, y por las turbulencias e incertidumbre de la economía. A.
 
Varsovia, Polonia. Octubre 2011.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Categoria

Sin categoría

Tags

, , , ,