Para el 2014 los mejores deseos para nosotros, amigos cercanos y lejanos, católicos unos, judíos otros, ateos y agnósticos, para los que las fiestas religiosas tienen mucha, alguna o ninguna importancia.

Pero hay un consenso mundial de que este es el 2014, independientemente de creencia religiosas, científicas o filosóficas. Un año que será como todos, con días maravillosos y sublimes, también con desastres naturales incontrolables aunque cada vez mas predecibles gracias a los avances de la ciencia.

No hay nada mágico, ni milagroso, ni con fe o sin ella, que pueda esperarse del nuevo año. Solo poner mayor empeño en ser mejores seres humanos, más sensibles frente a la comunidad, más conscientes y responsables respecto del futuro y comprender que de ello depende el bienestar de las generaciones que nos suceden, nuestros hijos, nuestros nietos. Preocuparnos solo por mejorar nuestra situación es condenar a nuestros descendientes a hacerse cargo de nuestras ambiciones desmedidas, de nuestra codicia, de nuestro egoismo, de nuestro desinterés por los que hemos engendrado y que decimos amar.

Somos nosotros los que debemos mejorar, no el año 2014. A.

Cordiales saludos, ApuntoNews.

Virginia, Estados Unidos. Diciembre 2013. 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Categoria

Sin categoría

Tags

, , ,