Publicado en:
Revista Pulso. No. 129, Pág. 10. 28 octubre 1969. Buenos Aires, Argentina.

Con la firma del acta final por el Subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, doctor Estrany Gendre, y el jefe de la delegación le Brasil, embajador Lauro Escorel de Moraes, concluyó en Buenos Aires a VI Reunión de la Comisión Especial Brasileño Argentina de Coordinación (CEBAC) que sesionó entre el 15 y el 20 de octubre. Las deliberaciones finalizaron declarando oficialmente ambos países el total apoyo al Tratado de Montevideo y la prosecución de los esfuerzos por alcanzar una zona de libre comercio como primera meta del proceso de integración.
Es importante destacar que las reuniones se realizaron en momentos en que el intercambio entre Brasil y a Argentina promete alcanzar en el trascurso del año 1969 los niveles más altos y con el auspicio dé muy levadas cifras en 1968.Posición del sector privado.
Por primera vez se realizaron contactos entre los sectores privados le ambos países. Su finalidad fue la de continuar examinando “los medios de intensificar y consolidar el intercambio comercial”, según consta en el informe que preparó la comisión empresarial argentina. El sector industrial argentino se reunió con sus pares brasileños para tratar problemas concretos que atañen a sus empresas.

“El éxito de la IV CEBAC lo constituyó el positivo intercambio de opiniones entre los empresarios privados de ambas economías”, manifestó a PULSO el señor Julio Fleischmann, quien actuó como coordinador de la delegación de industriales argentinos. “En el sector automovilístico y de autopiezas -señaló el señor Fleischmann- se reiteró a la Comisión la urgencia en recomendar a los respectivos gobiernos el comienzo inmediato de posibles mecanismos de complementación y/o intercambio de la industria automotriz”.

Por su parte los empresarios brasileños, presididos por el doctor José Mindlin, plantearon sus inquietudes -incluso a nivel oficial- sobre cuestiones tales como la reducción de los precios índice de importación para los porrones cerámicos de 1,40 dólares a 0,60 por kilogramo, la ampliación del margen de preferencia del 25% al 50% para las féculas de mandioca y dextrinas negociadas en la ALALC y nuevas proposiciones para negociar las maderas compensadas y laminadas, maderas duras y pasta mecánica”. Algunas de estas exigencias fueron largamente discutidas, sobre todo el caso de las maderas, por los delegados argentinos en defensa de los intereses nacionales, quedando finalmente puestas a consideración de los delegados oficiales.

El turno de las delegaciones oficiales Las delegaciones oficiales tuvieron a su cargo mayores responsabilidades. Las cuestiones del intercambio entre ambos países, los problemas derivados de su comercio y el examen de las conclusiones empresariales fueron solo algunos de los vastos temas que se trataron en esos días. Inconvenientes surgidos- de la comercialización de productos como los duraznos enlatados, termostatos, café soluble y otros, fueron concretamente tratados durante las reuniones de la CEBAC, y las búsquedas de sus soluciones continuaron mediante contactos de los organismos especializados.

En materia de trasporte, se acordó una revisión del convenio de trasporte terrestre, en el que participan también Chile, Paraguay y Uruguay, y se sentaron las bases para una posible adecuación del convenio de trasporte fluvial. Estas conversaciones proseguirán en la primera quincena de diciembre en Buenos Aires o en marzo en Río de Janeiro. En cuanto a turismo, otro de los puntos de la agenda, se buscó la aceptación de planes de financiación para el fomento del turismo mediante un acuerdo de crédito del Banco do Brasil y el Automóvil Club Argentino.

Las coincidencias necesarias.

Los funcionarios del Banco Central tuvieron a su cargo la elaboración de un convenio de crédito recíproco interbancario que contribuiría a agilizar las operaciones financieras entre ambos países. Se esbozó una política conjunta de ventas al exterior para los extractos de carne, tanante y yerba mate que proseguirán próximamente entre los entes especializados de cada país.

La importancia de la reunión radicó en la adopción de una política común en materia de integración ante el comienzo de la IX Conferencia de ALALC que se celebra en Caracas. El enfrentamiento con los países del bloque andino sería inminente y ante ello se hace necesario robustecer las posiciones que en esta materia sostienen Brasil y la Argentina. A.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Categoria

Sin categoría

Tags

, ,